Cuestión de tacto

Echad un vistazo a este vídeo…


Recuerdo que cuando tenía 16 años tuve una temporada en la que lo hacía una y otra vez. Me resultaba sorprendente que la gente no se diese cuenta de cómo les ponía la araña en la mano y era bastante gracioso ver el susto que se pegaban al encontrarla ahí.

A mí también me lo hicieron y recuerdo la reacción cuando vi aparecer de pronto una araña detrás de mi mano. Sentí de repente una sensación de urgencia, de tener que echar a ese animal de allí antes de que me picase. No grité, pero sí que empecé a sacudir mi mano con fuerza. Lo recuerdo como si fuera ayer.

Para hacerlo solamente es necesaria una araña de mentira y un poco blu-tack, para que se pegue a la mano. También una baraja de cartas para esconderla. De todas formas no os recomiendo hacerlo, no me hago responsable de sustos fuertes y demás…

Este juego se basa en varios aspectos. Por una parte engañamos el tacto apretando más de lo necesario la mano. Al soltarla no nos damos cuenta de que se ha quedado la araña pegada.

Por otra, usamos como justificación un juego de magia para que no salten “las alarmas” de nuestro pensamiento. La persona podría preguntarse…”ei, ¿por qué me aprieta la mano?”. Para que no se lo pregunte nosotros suministramos unas instrucciones que eviten esa reacción.” Vamos a hacer un juego de magia y por eso es normal que toquemos la mano. Y si aprieto es para indicarte que debes sujetar las cartas fuertemente”.

Además, se produce una distracción. Aunque no se aprecia en el vídeo, cuando pongo la araña debajo de la mano, miro a los ojos a la víctima y así ella me mira también. De esta manera distraigo su atención.

En algo muy parecido se basa este timo…


Aquí de nuevo tocamos con un pretexto. Para que la persona no se pregunte por el motivo de que los toquen, el timador piensa en una excusa (petición de ayuda).

Luego aprovecha la excusa para desenganchar el reloj, y una vez quitado no nos damos cuenta de que nos falta (engaño del tacto). Podemos no llevar puesto nuestro reloj y simplemente no advertirlo.De nuevo también se produce una breve distracción justo cuando lo quita de la muñeca.

Con un poco de psicología cognitiva, de la percepción y de la atención, se consiguen curiosos efectos como éste. Ambos juegos tienen en común que se utilizan aspectos de la psicología muy similares, aspectos que son interesantes y están presentes en nuestra vida cotidiana y nos hablan sobre cómo funciona nuestra mente. Espero que os haya resultado de interés.

Por cierto, este juego puede parecer un ejercicio divertido pero sin importancia. Pero…¿y si lo realmente interesante es lo que nos dicen estos juegos sobre nuestro comportamiento? ¿Y si en los mismos se encuentran las claves para prevenir un accidente o la fórmula de la felicidad? ¿Podemos extraer los principios que esconde un juego como éste y usarlos mediante la generalización en otro contexto y con otro objetivo, por ejemplo el de la búsqueda del bienestar?

About these ads
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s