¿Son las personas con enfermedad mental más violentas?

(Artículo escrito por Lourdes Cobián Fernández, estudiante de psicología, Universidad de Deusto, Bilbao)

Generalmente, se asocia la violencia a la enfermedad mental. Esta asociación va más allá de los pensamientos individuales y genera una cultura colectiva de rechazo y discriminación hacia las personas con enfermedad mental. En otras palabras, es posible que se haya creado un estigma en torno a esta cuestión.

López, Laviana y López (2009) definen el “estigma” como un proceso social de carácter universal, que se encuentra dentro de los mecanismos de cognición social y que es particularmente difícil de cambiar. Este concepto se divide en tres dimensiones: la cognitiva (estereotipo), la emocional (prejuicio) y la conductual (propensión a la discriminación).

Es cierto que hay diferencias en función del tipo de problemas mentales. La discriminación hacia la enfermedad mental suele enfocarse hacia trastornos psicóticos, o hacia los trastornos mentales más graves, ya que no siempre resultan tan cercanos o fáciles de entender como otros trastornos, como por ejemplo la ansiedad. Como adelantábamos previamente, uno de los reforzadores que más negativamente influye en los estereotipos sobre el colectivo de las personas con enfermedad mental son los episodios de violencia (Corrigan, Markowitz y Watson, 2004). Hoy en día, los distintos medios de comunicación ejercen una impresionante influencia sobre la visión de este colectivo. Gran parte de las noticias sobre ellos están relacionadas con la violencia o con la perpetración de algún acto violento (Shain y Phillips, 1991; Wahl, Wood y Richards, 2002). Además, la visión de la enfermedad mental grave que se da en películas de gran popularidad como La Matanza de Texas o El Caballero Oscuro, lo único que consigue es reforzar la estigmatización, la distancia social y emocional y las creencias erróneas de la población general hacia las personas con enfermedad mental.

Ahora bien, ¿qué hay de real en la asociación entre violencia y enfermedades mentales? Los datos muestran que no se puede generalizar la atribución de conductas violentas a este colectivo (López et al. 2008; Stuart, 2003), ya que el porcentaje de personas con enfermedad mental que comete actos delictivos de gravedad no sobrepasaría el 10% del total (López et al., 2009). Uno de los problemas principales reside en que las variables que presentan riesgo de conductas delictivas, como son el sexo masculino, el consumo de tóxicos, residir en barrios marginales o ser de edad joven, se asocian a las personas con enfermedad mental.

Por añadidura, en el caso de este colectivo, la violencia que predomina es la que ejercen sobre ellos mismos, encontrando prevalencias del 10% de suicidios llevados a cabo y entre el 20% y el 40% de lesiones e intentos de suicido sólo en personas con esquizofrenia, uno de los trastornos más estigmatizados (López et al., 2009).
psychotherapy
A la luz de la evidencia científica, merece la pena plantearse si las personas con enfermedad mental son realmente violentas y suponen algún tipo de peligro o, si por el contrario, las actitudes de discriminación de la población general son realmente la única forma de violencia existente en torno a esta cuestión.

Referencias

Corrigan, P. W., Markowitz, F. E., y Watson, A. C. (2004). Structural levels of mental illness stigma and discrimination. Schizophrenia bulletin30(3), 481-491.

López, M., Laviana, M., Fernández, L., López, A., Rodríguez, A. M., y Aparicio, A. (2008). La lucha contra el estigma y la discriminación en salud mental: Una estrategia compleja basada en la información disponible. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría28(1), 48-83.

López, M., Laviana, M., y López, A. (2009). Estigma social, violencia y personas con trastornos mentales graves. Márkez, I., Fernández, A. y Pérez-Sales, P. (Eds.) Violencia y Salud Mental. Salud mental y violencia institucional, estructural, social y colectiva, 187-207. Madrid: AEN.

Shain, R. E., y Phillips, J. (1991). The stigma of mental illness: Labeling and stereotyping in the news. Risky business: Communicating issues of science, risk, and public policy, 61-74.

Stuart, H. (2003). Violence and mental illness: an overview. World Psychiatry,2(2), 121-124.

Wahl, O. E., Wood, A., y Richards, R. (2002). Newspaper coverage of mental illness: is it changing?. Psychiatric Rehabilitation Skills6(1), 9-31.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿Son las personas con enfermedad mental más violentas?

  1. paola bustani dijo:

    Buenas tardes,
    He sido aceptada al Máster Psciología General Sanitario, me gustaría poder resolver unas dudas con estudiantes que hayan ya cursado el máster. Podrían contactarse conmigo: paolabustani@hotmail.com

  2. carlos dijo:

    Totalmente de acuerdo Lourdes! Creo que es un tema que debería estudiarse más

  3. Pingback: Causa de la violencia, causa de la creatividad: creencias sobre trastornos mentales. – Psicoloquio

  4. Posteriormente estudo de 12 semanas, os dois os grupos (aqueles que consumiram a Maca e também placebo) relataram uma melhora na disfunção eréctil,
    sendo mas significativa no conjunto que consumiu fato de Maca. http://www.moonrising.org/blog/item/164-the-silent-language?graphicMode=best

  5. SÁBADO: fiquei em lar, dormindo até mais tardiamente, depois de mais uma noite de trepadas com caras desconhecidos, a término apenas
    de gozarem e também zero mais. , pois ai estaremos abreviando tempo da espera já que Estávamos sentado num sofá que para do lado da sala de
    dança, e também como sabia que absolutamente ninguém apareceria por lá,
    resolvi ir mais além. ; até podia administrar de mercadoria, podendo ser
    trocado ou vendido, até podia praticar funções produtivas – podia trabalhar como agricultor, mineiro, almocreve, artesão -, mas, em núcleo, era uma fonte de prestígio social e também poder político para seu Exames
    podem ser solicitados como ultrassom ou a sonância magnética que é possível que detectar líquidos nas bursas ou nas bainhas tendinosas e também a sua degeneração, podem
    ser utilizados, porém com uma extensa incidência de falsos negativos
    (exames normais porém com painel galeno). http://south-wind.chicappa.jp/html/yybbs/yybbs.cgi?list=thread

  6. Poker dewa88 dijo:

    Keep up the fantastic work, I read few blog posts on this
    web site and I conceive that your site is rattling interesting and contains bands of good information.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s